Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 info@clinicadentalcuadrado.com

Cuestiones importantes sobre el cepillo de dientes que todos deberíamos saber

Cuestiones importantes sobre el cepillo de dientes que todos deberíamos saber

Ya estamos en Septiembre y quedan sólo unos pocos días para que termine este verano 2017, buen momento para finalizar nuestro ciclo de artículos dedicado a la higiene bucodental y, más concretamente, a cómo conseguir un cepillado dental lo más optimo posible.

Son varios los posts que llevamos publicados en nuestro blog en torno a este tema fundamental, cada uno de ellos aporta información complementaria, por eso, os recomendamos echarle un vistazo a cada uno de ellos para tener una visión más global de todo este asunto.

Para facilitaros la labor, os dejamos a mano todos los enlaces de estos artículos, así podréis leerlos tranquilamente antes de continuar con el contenido de la presente publicación:

Una vez dicho esto, vamos a continuar justo por donde lo dejamos la última vez, es decir, recordamos que estábamos hablando de limpiar la lengua y el paladar cuando nos cepillamos los dientes para evitar la aparición del mal aliento y la proliferación de todo tipo de bacterias. También hablábamos de que era muy recomendable emplear el llamado hilo dental, además de realizar nuestro cepillado habitual.

No obstante, aún nos quedan varias claves más que no habíamos tratado hasta ahora, vamos con ellas…

¿Cuándo debemos cambiar de cepillo de dientes?

Es muy importante saber cada cuánto tiempo es conveniente cambiar nuestro cepillo de dientes. Al fin y al cabo, es algo que utilizamos muy a menudo y llega un momento en el que se desgasta y ya no funciona de forma tan efectiva como nos gustaría.

Se suele decir, de forma generalizada, que conviene cambiar de cepillo de dientes cada 3 meses, suponiendo que durante esos tres meses hemos utilizado el mismo cepillo de dientes todos los días con bastante asiduidad, es decir, después de cada comida importante.

Esto es así porque las cerdas que forman parte del cepillo se van deformando y estropeando con el uso continuado, así que llega un momento en que dejan de ser eficaces e incluso pueden hacer más mal que bien.

No obstante, no sólo hay que cambiarlo cada cierto tiempo debido al uso continuado, se recomienda también cambiar de cepillo de dientes después de padecer una gripe o enfermedades y dolencias de tipo vírico como, por ejemplo, infecciones de garganta o de boca.

Y es que los gérmenes se suelen acumular en estas partes del cuerpo en casos así y no es difícil que acaben alojándose también en las cerdas de nuestro cepillo de dientes o en otras partes del mismo.

De manera que, si seguimos utilizando el mismo cepillo de dientes después de haber padecido una enfermedad infecciosa, corremos el riesgo de reactivarla al volver a entrar en contacto con los mismos gérmenes que la provocaron inicialmente.

No merece la pena jugársela innecesariamente, así que lo mejor en estos casos es tirar el viejo cepillo de dientes a la basura y estrenar uno nuevo para estar seguros de que no se producirá un nuevo contagio.

Pero ¿qué debemos hacer con nuestro cepillo de dientes después de cada lavado?

En el caso de que nuestro cepillo de dientes aún esté en buen estado y queramos guardarlo para utilizarlo en nuestro próximo lavado, es importante que sigamos una serie de pautas de higiene que vamos a comentar a continuación.

Lo primero que debemos hacer con nuestro cepillo de dientes al terminar de lavarnos es limpiarlo adecuadamente, es decir, enjuagarlo bien para que no queden restos de comida o de suciedad entre las cerdas y las distintas partes que lo componen.

Pero no sólo hay que enjuagarlo con abundante agua, también es igual de importante secarlo correctamente después de cada uso. Y es que si el cepillo se queda húmedo durante mucho tiempo puede acabar convirtiéndose en un auténtico “nido” de gérmenes, que es precisamente lo que no queremos que ocurra.

Siguiendo estas pequeñas y simples pautas, tendremos cepillo de dientes para “rato”, bueno, al menos dentro del tiempo de duración recomendable de este tipo de utensilios.

Una vez más, nos hemos extendido más de la cuenta y se nos han quedado varios consejos más en el “tintero”. Tendremos que emplazaros a la semana que viene para intentar terminar de completar este interesante ciclo de artículos que da para tanto.

Así que ya sabéis: permaneced muy atentos a nuestra página web, http://www.clinicadentalcuadrado.com, y a nuestras redes sociales (FacebookGoogle+ y Twitter) para no perderos ninguno de estos interesantes artículos y todas las noticias y novedades que atañen a la Clínica Dental Cuadrado y a nuestros centros de Getafe y Móstoles.

Muchas gracias por vuestra confianza y ya sabéis que podéis contar con nosotros para lo que necesitéis. ¡Hasta la semana que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *