Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 [email protected]

Comparando el cepillo eléctrico con el cepillo de dientes convencional

Comparando el cepillo eléctrico con el cepillo de dientes convencional

No sé si recordaréis que hace unas semanas estuvimos hablando ya del cepillo de dientes eléctrico con motivo de nuestro Plan Referido ya que, precisamente, un cepillo de dientes eléctrico es uno de los regalos que ofrecemos a todos los que deciden recomendarnos a familiares, amigos y contactos acogiéndose a dicha promoción.

Hoy vamos a profundizar un poco más en las ventajas que presenta dicho dispositivo con respecto a su homólogo convencional, es decir, el cepillo de dientes “manual”, por llamarlo de algún modo. No obstante, a todos los que os interese el mencionado Plan Referido, deciros que aún sigue vigente y que, si queréis conseguir más información al respecto, sólo tenéis que poneros en contacto con nuestra clínica de Móstoles (Madrid).

A estas alturas creemos que todo el mundo sabe que el cepillo eléctrico presenta una serie de cualidades que no posee el cepillo de dientes tradicional, no obstante, por si alguien no lo tiene muy claro, vamos a repasar las principales ventajas que nos puede aportar el usar un cepillo eléctrico de manera habitual.

Porque de lo que no cabe duda es que el cepillo eléctrico presenta una serie de ventajas que no nos puede aportar el cepillo de dientes convencional, tanto es así que son cada vez más los dentistas, odontólogos y especialistas en general los que recomiendan usar directamente el cepillo de dientes eléctrico, en lugar del tradicional.

Hay muchas razones para tales recomendaciones pero, para no alargar mucho el artículo, podríamos resumir diciendo que usando un cepillo de dientes eléctrico quitamos mucha más placa bacteriana, de hecho, es mucho más fácil eliminarla de nuestra boca con este dispositivo.

Eso no significa que el cepillo de dientes eléctrico sea algo así como la “panacea”: por muy bien que nos pueda limpiar los dientes, siempre hay que complementar ese cepillado con otros elementos importantes para conseguir la limpieza bucodental más óptima. Esto es: el hilo dental, los enjuagues bucales o colutorios, entre otras muchas posibilidades que tenemos a nuestro alcance.

Y es que, tanto si usamos el cepillo eléctrico como el manual (en este último caso con mayor motivo), la limpieza que conseguimos con dicho cepillado suele ser insuficiente y debemos recurrir a algunos de los elementos comentados para obtener una higiene lo más completa posible.

En próximos artículos hablaremos del limpiador lingual, un artículo del que aún no hemos hablado en este blog, y profundizaremos más en el uso del llamado irrigador bucal, del que ya hablamos ligeramente hace poco pero del que hay mucho que contar todavía, así que permaneced muy atentos a esta página web y a nuestras redes sociales (Facebook, Twitter y Google My Business).

Desde la Clínica Dental Cuadrado también te recomendamos, aparte de usar el cepillo eléctrico y complementarlo con el uso del hilo dental y/o colutorios, que te hagas una limpieza dental profesional aproximadamente cada 6 meses.

Solicita cita en cualquiera de nuestros centros de Getafe y/o Móstoles (Madrid) y deja que tu dentista de confianza te deje la dentadura como nueva: dientes blancos, sonrisa reluciente.

Ya sabes que puedes contar con nosotros siempre que lo necesites pero eso no significa que debas descuidar tu higiene bucodental: recuerda que es muy importante que mantengas todas tus rutinas diarias de limpieza dental y bucal y que siempre tengas a mano los utensilios más adecuados, aquellos que te ayuden a obtener la limpieza más eficaz. ¡Sed constantes y notaréis los resultados!