Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 [email protected]

Más consejos para lavarse los dientes correctamente

Más consejos para lavarse los dientes correctamente

La semana pasada iniciamos un pequeño ciclo de artículos en el que hablaremos de los métodos más habituales para conseguir una higiene bucal adecuada, prestando especial atención al cepillado dental y al uso del hilo dental como principales hábitos de limpieza diaria en nuestros días.

En el primero de estos artículos estuvimos analizando la manera más adecuada de lavarse los dientes ya que, aunque es algo que hacemos habitualmente, no siempre realizamos el cepillado de la manera más óptima.

Ofrecíamos un orden para ir limpiando los dientes y la boca por sectores: primero los dientes de arriba, después los de abajo y, por último, la lengua y los carrillos. Además, comentábamos la forma más correcta de realizar esta limpieza, buscando unos resultados óptimos y evitando dañar nuestros dientes, encías u otras partes de la boca por no tener un poco de cuidado.

En este nuevo artículo, vamos a ofrecer nuevos consejos referentes al cepillado dental, tratando de poner fin a malas costumbres y falsos mitos que se han ido creando a lo largo de los últimos años.

Pero antes de continuar, os recomendamos echarle un vistazo a nuestro anterior artículo, si es que no lo habéis hecho ya, puesto que la información allí contenida complementa a la que vamos a ofrecer justo a continuación.

Aquí os dejamos un enlace a través del cual podréis acceder rápida y fácilmente a dicho artículo. Estamos seguros de que os resultará sumamente interesante.

Claves para realizar un correcto cepillado

Nadie como tu dentista de confianza para ofrecerte buenos consejos de higiene bucal y más si hablamos de algo tan habitual e importante como el cepillado de nuestros dientes. Por eso, desde la Clínica Dental Cuadrado hemos recopilado algunas de las “claves” más relevantes a la hora de realizar nuestra rutina de limpieza diaria.

Estos consejos están basados en nuestra propia experiencia y en las indicaciones ofrecidas por instituciones tan prestigiosas como el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) o el Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España.

Para empezar, podríamos decir que es fundamental que realicemos nuestro cepillado siempre de una manera secuencial precisa, tal y como vimos resumidamente la semana pasada.

Normalmente, los expertos dividen la boca en cuatro zonas a la hora de realizar el cepillado: arriba-derecha, arriba-izquierda, abajo-izquierda y abajo-derecha. El orden en el que hay que cepillarse los dientes y realizar nuestra higiene bucal habitual después de cada comida importante es justo el señalado en este párrafo.

Es decir, comenzaremos por la parte superior de la boca (limpiando los dientes como ya comentamos la semana pasada) y, más concretamente, por los dientes de arriba a la derecha. Después continuaremos con los dientes situados a la izquierda en la parte superior de nuestra boca.

Una vez limpiada correctamente la parte de arriba, nos desplazaremos a la parte inferior de nuestra boca. Allí continuaremos por la zona izquierda y, finalmente, por la parte de la derecha. Esta sería la secuencia más óptima de cepillado.

Duración del cepillado y separación entre comida y limpieza

La duración de este proceso de limpieza también es importante. Normalmente, se estima una dedicación de al menos medio minuto a cada una de las cuatro zonas especificadas anteriormente.

Por tanto, todo el proceso de cepillado debería llevarnos alrededor de 2 minutos o poco más. Es decir, si hacemos todo correctamente, sería innecesario emplear mucho tiempo para limpiarnos bien los dientes.

Otro punto fundamental relacionado con el tiempo lo encontramos en la separación máxima entre nuestra anterior comida y el momento de cepillarnos los dientes justo después de ésta.

En este sentido, los expertos recomiendan cepillarse los dientes, como muy tarde, 20 minutos después de nuestra última comida para que se produzcan los mejores resultados posibles.

Frecuencia y técnica para lavarse los dientes

Relacionado con el punto anterior, está el hecho de que es importante que nos cepillemos los dientes como mínimo dos veces al día, preferiblemente después de las comidas más abundantes e importantes del día. Lo ideal sería que nos los limpiáramos siempre después de cada ingesta.

En cuanto a la técnica de cepillado, ya dimos una explicación profunda en nuestro anterior artículo pero podemos resaltar que es conveniente desplazar el cepillo de dientes desde la encía hacia el diente y no al contrario.

Tampoco debemos olvidarnos de limpiarnos la lengua, tal y como también señalamos ya, haciéndolo de manera muy suave y siempre desde dentro hacia fuera, no al revés.

Con esto finalizamos el artículo de hoy, sabiendo que aún quedan muchos otros buenos consejos que ofreceros pero eso será a partir de la semana que viene. ¡Permaneced muy atentos a nuestra página web y a nuestras redes sociales (Facebook y Google+ y Twitter) para no perderos ni un detalle!!

Deja un comentario