Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 [email protected]

Conoce a los enemigos de tu salud oral: la caries dental y las enfermedades de las encías

Conoce a los enemigos de tu salud oral: la caries dental y las enfermedades de las encías

Para poder cuidar a fondo nuestra salud bucodental es imprescindible conocer a los “enemigos” con los que nos enfrentamos, saber cómo combatirlos y qué medidas podemos tomar para que no nos perjudiquen en el momento menos esperado.

Dos de estos grandes enemigos son, sin duda alguna, la denominada caries dental y las enfermedades que pueden padecer nuestras encías, por eso hemos decidido estudiar con especial atención estos dos casos para poder detectarlos y encontrar las mejores soluciones posibles.

¿Qué es la caries dental?

Se conoce como caries dental a una enfermedad infecciosa que produce la destrucción de los tejidos dentarios. Determinados microorganismos se depositan en los dientes formando una película blanquecina bien conocida por nuestros pacientes y lectores: la placa bacteriana.

Eliminar esta placa bacteriana es el principal motivo por el que nos cepillamos los dientes diariamente y por el que seguimos una serie de hábitos de higiene bucodental. Y es que está demostrado que sin placa bacteriana no se tiene caries, así que ¡manos a la obra!

¿Sabías que la caries es una enfermedad contagiosa?

No todo el mundo sabe que las bacterias que provocan la caries se pueden transmitir de unas personas a otras, es decir se pueden contagiar. Esto es lo que hace que la mayoría de dentistas recomendemos no besar a otras personas especialmente “sensibles” si sabemos que padecemos caries en alguna de nuestras piezas dentales, sobre todo a bebés o recién nacidos.

Y lo peor de todo es que este tipo de microorganismos pueden propagar su infección a otros órganos más allá de nuestra boca, por lo que, una vez producida la caries, es imprescindible tratar el problema lo antes posible y evitar mayores riesgos para nuestra salud.

Conoce las principales enfermedades de las encías

Hay varios indicios que nos pueden poner en alerta ante una enfermedad o problema de nuestras encías. Un caso muy común es descubrir que tenemos las encías hinchadas o enrojecidas, al igual que percibir que nos sangran al cepillarnos los dientes o, incluso, de manera espontánea.

Enfermedades de las encías, como por ejemplo, la gingivitis pueden ser totalmente indoloras (no provocarnos ningún tipo de dolor), por lo menos en sus primeras fases, antes de llegar a extremos más graves, por eso es muy importante que estemos atentos a este tipo de “señales”.

Una vez que hemos detectado los primeros síntomas de una enfermedad en nuestras encías, es fundamental que las tratemos a tiempo. Cuanto más tiempo tardemos en solucionar el problema, peor será para nosotros y para nuestra salud.

Máxima precaución: acude a un especialista ante cualquier síntoma de enfermedad

La enfermedad irá destruyendo todos los tejidos que sustentan y protegen nuestros dientes, con todas las consecuencias negativas que esto conlleva: movilidad de dientes (la conocida como periodontitis) e, incluso, pérdida de piezas dentales.

Al igual que ocurría en el caso de las caries, las bacterias se encuentran detrás de muchas de estas alteraciones de las encías y también se pueden contagiar entre unas personas y otras, con lo que debemos extremar la precaución.

Ante cualquier mínima señal de caries o de enfermedades de las encías, te recomendamos acudir a cualquiera de los centros de la Clínica Dental Cuadrado: contamos con los mejores profesionales en odontología de toda la región y sabemos cómo ponerle freno a este tipo de problemas. Confía en nosotros y acertarás.