Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 info@clinicadentalcuadrado.com

¡Mucho cuidado con el sangrado de encías!

¡Mucho cuidado con el sangrado de encías!

¿Has observado que te sangran las encías con frecuencia al cepillarte los dientes? No te asustes ya que esto sucede más a menudo de lo que piensas, lo cual no significa que no debas tomar ciertas medidas para que no siga produciéndose.

Las causas que hacen que se produzca este sangrado son variadas pero, en la mayoría de los casos, suele deberse a una infección de las encías conocida como “gingivitis”, de la cual ya hemos hablado en anteriores artículos.

Esto en la mayoría de las ocasiones pero hay excepciones: en unos pocos casos puede ser síntoma inequívoco de una enfermedad más grave que, de no tomar ciertas medidas, podría llegar a poner en peligro la vida del individuo.

 

Conociendo la Gingivitis

Dado que la gingivitis suele ser la causa principal de que se produzca un sangrado en las encías, vamos a estudiar brevemente en qué consiste dicha enfermedad.

Lo primero que hay que saber es que a la encía también se la denomina “gingiva”, de ahí viene el nombre de esta enfermedad. Dicha gingiva es una parte importante de los tejidos que sostienen nuestros dientes, lo que se conoce como “tejidos periodontales”.

Si esta gingiva se encuentra en perfecto estado, es decir, tenemos unas encías sanas, no es común que sangren fácilmente, pero cuando estos tejidos están dañados, es muy común que se produzcan pequeñas heridas ante ciertos estímulos externos, como puede ser el que se produce al cepillarnos los dientes.

 

 

 

¿Qué aspecto tiene una gingiva sana/enferma?

Cuando la gingiva está sana y presenta unas condiciones normales, suele tener un color rosáceo, una cierta consistencia elástica y una superficie punteada ligeramente parecida a la que tienen las peladuras de las naranjas.

Por el contrario, si nuestras encías están enfermas y presentan cierta inflamación causada por una gingivitis o por cualquier otra enfermedad periodontal, las anteriores características se hacen menos evidentes y es muy habitual que comiencen a sangrar, con mayor o menor profusión.

Si al cepillar tus dientes, observas que tanto el cepillo como la propia pasta dental tornan rojizas, puede ser un claro síntoma de que padeces una de estas enfermedades periodontales inflamatorias.

En ese caso, no lo dudes más y visítanos: los especialistas de la Clínica Dental Cuadrado pondrán solución a tu problema dental cuanto antes. Solicita tu cita personal en cualquiera de nuestros centros de Getafe y Móstoles (Madrid) y quédate más tranquilo.