Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 [email protected]

Todo lo que necesitas saber sobre las muelas del juicio

Todo lo que necesitas saber sobre las muelas del juicio

Aunque parezca mentira, a día de hoy existen todavía muchas incógnitas en torno a las llamadas “muelas del juicio”. Por ejemplo, no se sabe bien por qué algunas personas nacen sin ellas, otras las desarrollan más tarde y hay personas que nunca llegan a tenerlas.

Los terceros molares, como también se les llama, pueden salirte o no y, quizá por eso, se las considera muchas veces piezas dentales inútiles, de hecho, se cree que en un futuro desaparecerán del todo como parte de la evolución humana.

Esta evolución estaría basada en una supuesta reducción del tamaño de nuestros huesos maxilares, como consecuencia de nuestra dieta actual, mucho más blanda que la de nuestros antepasados. De hecho, se saber que el tamaño de este tipo de muelas se ha reducido bastante ya con respecto a nuestros “parientes más lejanos”, los australopitecos.

 

¿Desaparecerán en un futuro más o menos lejano?

Siguiendo con este postulado evolutivo, al reducirse el hueso maxilar también se habrían reducido el resto de piezas dentales, tratando de conseguir que encajen perfectamente en un espacio mucho menor que el que tenían nuestros antepasados antiguamente.

De este modo, las muelas del juicio irían reduciendo su tamaño progresivamente para, supuestamente, acabar desapareciendo. Pensemos que nuestro cuerpo es inteligente y esta acción sería un intento de encajar todos nuestros dientes dentro del espacio actual que tenemos en el hueso maxilar y en la mandíbula.

Esto explicaría el hecho de que algunas personas no lleguen nunca a desarrollar estas muelas del juicio, aunque aquí hay que distinguir dos casos bien distintos: que ni siquiera cuenten con el germen dentario de dichas muelas o, por el contrario, que sí cuenten con él pero no se hayan terminado de formar porque no cuentan con el espacio suficiente o no se han dado las condiciones adecuadas para su desarrollo.

 

La falta de espacio, uno de los principales problemas con las muelas del juicio

Sin duda alguna, la falta de espacio es la principal causa de problemas relacionados con las muelas del juicio. Podemos citar, como los más frecuentes, la aparición de quistes alrededor de las muelas de juicio, la inflamación de la encía que las recubre (lo que se denomina “pericoronaritis”) o el daño ocasionado a las piezas dentales contiguas.

Este último problema se observa sobre todo cuando los terceros molares se desarrollan en una posición incorrecta, mucho más inclinados de lo deseable. Esto hace que la raíz del tercer molar llegue a reabsorber la raíz de otros dientes contiguos, empujándolos y, en algunos casos, llegando a desplazarlos de su sitio original, ocasionando modificaciones en nuestra arcada dentaria, con los inconvenientes que ello conlleva.

Quedan muchos otros enigmas que analizar con respecto a los terceros molares, por ejemplo, saber por qué a algunas personas les aparecen de forma tardía, así como estudiar si es conveniente o no el quitarnos las muelas del juicio. Todo eso y mucho más lo haremos en un próximo artículo pero por esta vez es suficiente.

Nos despedimos de todos vosotros, no sin antes recordaros que podéis contar con la Clínica Dental Cuadrado para solucionar todos vuestros problemas con las muelas del juicio. En nuestros centros de Getafe y Móstoles contamos con grandes expertos y lo último en aparatología del mercado. Con nosotros estás en buenas manos, de hecho, en las mejores.