Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 [email protected]

¿Qué es el Zirconio Monolítico y por qué está de moda?

¿Qué es el Zirconio Monolítico y por qué está de moda?

Hasta hace poco había un gran debate entre los dentistas de todo el mundo en torno a cuál era el mejor material a elegir a la hora de realizar diversos tratamientos dentales, como por ejemplo, la implantación de prótesis fijas.

Y es que, si bien estos años de atrás se recomendaban los materiales “ceramo-metálicos”, es decir, o bien cerámicas sin metal o cerámicas con alguna proporción de metal, en estos últimos tiempos dicha tendencia se ha roto por completo debido a la irrupción del llamado “zirconio monolítico”.

No obstante, para muchos lectores, este término resultará completamente desconocido y, por eso, en este post trataremos de explicar brevemente en qué consiste y cuáles son sus principales ventajas con respecto a otros materiales tradicionalmente empleados en la odontología.

Descubriendo el Zirconio Monolítico

No es casualidad que, hoy por hoy, el zirconio sea uno de los materiales más empleados en la odontología moderna, aunque también es cierto que lleva utilizándose como biomaterial desde la década de 1970 en implantes dentales, pero ¿qué es en realidad este material que posee un nombre tan peculiar?

El zirconio, también denominado circonio o zirconia, es un metal que aparece en la naturaleza en su forma cristalina y que pertenece al grupo de los metales transitorios. Este metal se obtiene de un mineral llamado “circón”, el cual suele encontrarse mayoritariamente en forma de silicato.

Este mineral (y también el metal que se obtiene de él) destaca por varias características, una de ellas es su llamativo color blanco, otro es el hecho de que sea traslúcido (deja pasar la luz) pero quizá su característica más importante es que es un material altamente resistente y, lo más extraño es que, al mismo tiempo, también es muy maleable.

 

¿Por qué se ha acabado imponiendo el Zirconio Monolítico?

Todas estas cualidades, y otras muchas, lo han convertido en un material idóneo para elaborar aceros y porcelanas, de hecho, ha acabado sustituyendo a muchas aleaciones “clásicas” utilizadas mayoritariamente hasta hace nada, ocurriendo algo similar en el campo de las ortodoncias y los tratamientos dentales en general.

Otra de las cualidades que lo hacen especialmente útil y recomendable en el campo de la odontología, es el hecho de que se trata de un material totalmente biocompatible, este hecho mejora considerablemente la tolerancia de los pacientes a las ortodoncias y prótesis dentales hechas con este metal.

Tampoco debemos olvidarnos de su curioso color blanco, muy similar al blanco natural de nuestros dientes, con lo que, al utilizar piezas dentales elaboradas con este material, estamos aportando al paciente un valor estético difícilmente igualable por otros materiales, increíblemente natural y que encaja perfectamente con el resto de su dentadura.

Por todo ello, y por muchas otras razones que comentaremos en próximos artículos, en la Clínica Dental Cuadrado trabajamos desde hace años con zirconio monolítico, obteniendo resultados magníficos que nunca defraudan. Contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.