Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 info@clinicadentalcuadrado.com

¿Por qué es tan importante tener unas encías bien sanas?

¿Por qué es tan importante tener unas encías bien sanas?

Estas últimas semanas hemos estado haciendo hincapié en la importancia de cuidar adecuadamente nuestra salud bucodental para tener unas encías bien sanas y, de hecho, os hemos dado múltiples razones por las que merece la pena emplear buena parte de nuestro tiempo en seguir buenos hábitos de higiene dental diariamente.

No obstante, aún puede haber muchas personas, incluidos pacientes y seguidores nuestros, que no entiendan el porqué de tanto cuidado y de tanta concienciación en torno al tema de las encías o de la higiene bucodental en general. Por eso, seguimos ofreciéndoos más información a este respecto.

Recordemos que hace unos días estuvimos hablando de la periodontitis, es decir, de la enfermedad que se produce cuando se inflaman y/o se infectan los ligamentos y huesos que dan soporte a nuestros dientes (os recomendamos echarle un vistazo a este enlace si no pudisteis leer dicho post).

En aquel artículo se daba buena cuenta de la gravedad que podía conllevar una enfermedad periodontal mal tratada o no tratada a tiempo, hasta el punto de llegar a desencadenar otra serie de problemas en nuestra salud, tal y como veremos a continuación.

A algunos lectores podría extrañarles el hecho de que una enfermedad de las encías, como es la periodontitis, se relacione con enfermedades de otras partes del cuerpo, bastante dispares entre sí, pero pensemos que, a través de nuestras encías, las bacterias que han provocado dicha periodontitis tienen acceso a nuestro torrente sanguíneo y, desde ahí, pueden llegar a muchas otras partes de nuestro cuerpo, causando diferentes problemas.

Pensemos que unas encías realmente sanas se encuentran completamente “selladas”, no existen huecos alrededor de los dientes y, por tanto, pueden cumplir su misión a la perfección, que no es otra que aislar a las estructuras internas que hay en nuestros dientes (por ejemplo, sus raíces, el hueso que los sujeta y muchos otros tejidos) y en nuestra boca, en general, de los agentes y patógenos procedentes del exterior.

Por el contrario, si las encías están inflamadas o infectadas por este tipo de bacterias, acabarán enfermando y perdiendo parte de este sellado que proporcionan por defecto a nuestros dientes. Sin duda alguna, la placa bacteriana es un gran enemigo al que deberíamos poner remedio, tal y como podemos comprobar.

Si las encías no realizan eficazmente su función, y las bacterias consiguen penetrar hacia el interior de nuestro organismo, éstas provocarán todo tipo de desórdenes y problemas de salud. Y es que, tal y como hemos comentado antes, tener una cantidad significativa de bacterias por debajo de nuestras encías puede provocarnos una bacteriemia de cierta consideración.

Que las bacterias entren a nuestra sangre a partir de un foco infeccioso, como podría ser en este caso nuestras encías, puede llegar a manifestarse en nuestro organismo con aumentos de la temperatura corporal e, incluso, con temblores de diversa consideración.

Esta situación será especialmente delicada cuando estemos masticando o cuando nos lavemos los dientes después de comer, ya que las encías no realizarán su cometido principal y otras partes de nuestro organismo podrán verse afectadas negativamente.

Por tanto, no hay razón de peso para justificar que no cuidemos nuestras encías y, por ende, toda nuestra boca con el máximo esmero. Es algo de lo que nos cansaremos de hablar en la Clínica Dental Cuadrado y esperemos que ahora entendáis mejor nuestra postura y la compartáis con nosotros.

Nada más por nuestra parte, salvo deciros que contáis con dos centros de la Clínica Dental Cuadrado, en Getafe y Móstoles (Madrid), para lo que necesitéis. Solicita una cita con nosotros y deja que te ayudemos a cuidar de tu salud, a lucir una mejor sonrisa. ¡Hasta pronto!