Getafe: 916821842 | Móstoles: 916185194 info@clinicadentalcuadrado.com

¡No tires la toalla! Los problemas de recaer en el tabaco después de haberlo dejado

¡No tires la toalla! Los problemas de recaer en el tabaco después de haberlo dejado

Hace unas semanas estuvimos publicando una serie de artículos para apoyar una iniciativa impulsada por el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) y su fundación (FCOEM) con la que se pretende ayudar a todas esas personas que quieren dejar de fumar y no consiguen hacerlo a través de sus propios medios.

En dichos artículos os ofrecíamos un montón de buenas razones por las que merece la pena dejar de fumar y cómo este hecho puede afectar seriamente a nuestra salud.

También os comentábamos que contabais con el apoyo de los expertos del propio COEM para conseguir dejar el tabaco y que prestigiosas entidades, como por ejemplo la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), también se habían sumado a esta importante iniciativa, dándole aún más peso a la causa.

Después de un pequeño parón para presentaros algunas de las promociones y descuentos que tenemos disponibles en nuestros centros de Móstoles y Getafe durante este mes de Julio, hoy queremos retomar nuestra “cruzada” a favor de la salud bucodental y, en ese sentido, ayudar a nuestros clientes, amigos y seguidores a dejar de fumar es uno de nuestros principales objetivos.

Y es que en la Clínica Dental Cuadrado no nos cansamos de apoyar todas esas causas que buscan el bien común, el interés de todos nuestros conciudadanos, sobre todo en lo referente a la salud de todos los madrileños y, por ende, de todos los españoles.

Nuestra enhorabuena a los que hayáis empezado a dejar de fumar

Estamos seguros de que, después de toda la información que os hemos proporcionado durante estas últimas semanas, mostrándoos abiertamente los perjuicios del tabaco y cómo éste afecta negativamente a nuestro organismo, habrán sido muchos los que hayan decidido abandonar el tabaco y estén en pleno proceso de “desintoxicación”.

A todos aquellos que hayáis iniciado este largo y complicado camino os animamos a seguir adelante y no ceder ante la tentación de volver a fumar. Habéis tomado la decisión acertada, habéis dado el primer paso que suele ser lo más difícil de hacer, así que no decaigáis ahora y sed fuertes. ¡Vuestra salud os lo agradecerá!

En un anterior artículo ya hablamos de los posibles síntomas que pueden experimentar aquellas personas que han empezado a dejar de fumar y hay que reconocer que algunos de ellos pueden ser verdaderamente molestos y que, si no tenemos un poco de fuerza de voluntad, paciencia y tesón, es fácil echar marcha atrás y volver a recaer en nuestros malos hábitos.

Hablábamos de insomnio, de constante irritabilidad, de una apatía más drástica de lo normal, de una continua sensación de cansancio e, incluso, de cierta dificultad a la hora de poder concentrarnos.

Otro de los síntomas que preocupan habitualmente a las personas que están intentando dejar de fumar es el incremento del apetito, es decir, creen que van a tener más hambre y van a comer más, por tanto, si no tienen un poco de cuidado podrían engordar bastante. No obstante, esto no le pasa a todo el mundo y en muchos casos es simplemente un reflejo de nuestra propia ansiedad.

También hablábamos de problemas de estreñimiento o de posibles jaquecas y dolores de cabeza puntuales o de carácter más crónico. De todos modos, os recomendamos echarle un vistazo al artículo en cuestión (ver artículo “dejar-de-fumar-sintomas-habituales”) ya que allí no sólo detallamos a fondo todos estos síntomas sino que os ofrecemos medidas y acciones que podéis llevar a cabo en caso de padecer alguno de estos molestos efectos, que es lo realmente importante en casos así.

Pero ¿qué pasa si después de intentarlo vuelves a fumar?

Si aún sabiendo todo esto, por desgracia, vuelves a recaer y comienzas a fumar de nuevo, no te desanimes ni te sientas tremendamente culpable. Es normal experimentar alguna recaída puntual durante el largo y complejo proceso de abandonar definitivamente el tabaco, sobre todo inicialmente, cuando llevas poco tiempo sin fumar.

Eso sí: no tires la toalla y vuelve a intentarlo cuanto antes mejor. Los motivos que te llevaron a tomar la decisión de dejar de fumar siguen estando ahí, continúan siendo igual de importantes, así que no pierdas de vista tu objetivo final y deja que esto te sirva de lección.

Aprende de tus errores y mantente firme en el camino hacia tu meta: la de volver a recuperar la salud que nunca jamás debiste perder.

En estos casos, es muy importante contar con la ayuda y el respaldo de tus familiares y de tus mejores amigos: cuéntales tu decisión de dejar de fumar y pídeles que sean comprensivos contigo y que te lo pongan lo más fácil posible. Muy importante el hecho de que, si alguno de ellos fuma, no lo haga delante de ti, al menos, durante las primeras semanas de desconexión, que suelen ser las más duras.

Si fuera necesario, no dudes en buscar ayuda sanitaria o acudir a profesionales que te ayuden a lograr tu objetivo. Ya sabes que cuentas con todo el apoyo del COEM y de su fundación, ellos pueden asesorarte en todos estos aspectos, así que recuerda que puedes contactarles siempre que lo estimes oportuno.

Aquí tenéis sus principales vías de contacto: C/ Mauricio Legendre nº 38 de Madrid (28046), teléfono 91 561 29 05 / fax 91 563 28 30 y www.coem.org.es o @dentistasCOEM, dentro de las redes sociales.

Precisamente, a nosotros podéis seguirnos a través de Facebook y Google+ y Twitter para recibir información de primera mano y estar al tanto de todas nuestras novedades. ¡No olvidéis visitar nuestra página web de forma habitual!

El proceso de desintoxicación de sustancias tan perjudiciales para nuestro organismo como las que lleva el tabaco es gradual, no vamos a alcanzar nuestra meta en pocos días pero una cosa es segura: llegar hasta el final merece la pena. ¡Mucho ánimo y hasta la semana que viene!

Deja un comentario